SERIES TV: DEKALOG

dekalog1-400En su libro de entrevistas con Danusia Stok, Kieslowski dice que se encontró un día de lluvia en la calle a su guionista, Krzysztof Piesiewicz. Hacía frío y había perdido uno de sus guantes. El escritor, que fue abogado en algunos casos políticos durante la ley marcial, le dijo que se le había ocurrido al ver un cuadro polaco del siglo XIV en el Museo Nacional de Varsovia, que Kieslowski tenía que hacer una película sobre los Diez Mandamientos. Aquella pintura representaba uno de los Mandamientos a través de una escena de la vida cotidiana.

Sus películas se centran por eso en una serie personajes que viven en unos edificios de un barrio de Varsovia. Aunque las historias son independientes, la serie forma todo un conjunto, ya que los capítulos se van relacionando con algunas claves aparentemente casuales, y el hecho que los protagonistas de un episodio, sean figurantes secundarios en otro. 

“El caos y el desastre reinaban sobre Polonia a mediados de los años ochenta”, recuerda el director. Había “tensión, un sentimiento de desesperanza y un miedo a que todo iba a peor”. Cuando empezó a viajar al extranjero, dice que observó “una incertidumbre general en el mundo”. Pero él no quiere hacer “películas sobre problemas a nivel global”. “Porque no creo en sociedades, ni naciones”, dice Kieslowki. Lo que le interesan son individuos. Ya que para él, “toda vida merece escrutinio, tiene sus secretos y sus dramas”. Y lo que vió es “gente que no sabía realmente por qué vivía”. 

En el primer capítulo, Krzysztof, un físico de mediana edad que vive con su pequeño hijo Pavel, pone su fe en la técnica, para gobernar su vida, con un final trágico. En la segunda historia, una violinista que está embarazada de su amante, deja la vida de su hijo en manos del médico que atiende a su esposo, que está muriéndose. El tercer capítulo muestra a una mujer que acude a su ex amante, Janusz, para que la ayude a encontrar a su marido, que ha desaparecido en vísperas de Navidad. Y en la cuarta historia, Anka, una joven estudiante, descubre una siniestra carta de su padre, que cambia toda su relación.El quinto episodio, No Matarás, ganó el premio Especial del Jurado en Cannes en 1988. Trata de un cruel delincuente, que vaga por las calles en busca de una víctima, mientras un taxista busca pasajeros y un estudiante está terminando Derecho. 

En la sexta historia, un joven empleado de correos se enamora de una vecina mayor, a quien admira y vigila a distancia. Este episodio es el que amplió luego en el largometraje Una película de amor. El séptimo capítulo presenta la historia de una mujer que secuestra a su hija biológica, que es criada por su abuela, como si fuera su madre. La octava historia enfrenta a una profesora de ética con la culpa de no haber ayudado a una muchacha judía durante la Segunda Guerra Mundial. El noveno capítulo muestra a un matrimonio, cuyo marido, el joven cardiocirujano Roman, descubre que es impotente. Y en la décima y última parte, dos hermanos completamente diferentes, heredan de su padre muerto una valiosa colección de sellos.

“Lo que me fascina de los mandamientos”, dice Kieslowski, “es que todos estamos de acuerdo en el hecho de que son justos, pero al mismo tiempo los violamos todos los días”. Los Mandamientos funcionan así como un espejo, que revela ese lado oculto de nuestra vida, que todos queremos esconder.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s


%d bloggers like this: